¿Qué es la Kombucha?

Desde más de 2000 años, la Kombucha es apreciada por sus efectos estimulantes y curativos, además de por su rico sabor. En los últimos años, se ha hecho muy popular en América y en los países centro y norte de Europa. En España son cada vez más los adeptos.

Cada vez son más las personas interesadas en conocer esta bebida, y que consiguen sustituir los refrescos industriales convencionales por esta alternativa sana.

¿QUÉ ES LA KOMBUCHA?

La Kombucha es una bebida fermentada no alcohólica a base de té o infusión azucarado.

La fermentación se consigue a través de un cultivo de bacterias y levaduras del “Hongo Kombucha”. Dicha fermentación transforma el té o la infusión en una bebida con variada gama de vitaminas, enzimas, minerales y ácidos orgánicos esenciales.

 

POR QUÉ TOMAMOS KOMBUCHA

La kombucha nos aporta energía y nos ayuda a mantener la flora intestinal en buen estado. Es un potenciador del sistema inmunológico, aporta salud, fuerza y resistencia.

 

PROPIEDADES

Las propiedades del té Kombucha generalmente son las mismas para todas sus variedades o diferentes sabores. Pero cada tipo de té tiene su carácter particular, su sabor y su color. La fermentación sirve de potenciador de las caracteristicas individuales que trae cada ingrediente.

 

Algunas propiedades que se atribuyen a la Kombucha:

–         Normaliza el tránsito intestinal.

–         Tiene efecto antivírico y antibacterianos.

–         Regula la flora intestinal.

–         Activa la defensa del cuerpo.

–         Reduce el nivel de colesterol.

–         Desintoxica el organismo.

–         Equilibra la glucosa sanguínea.

–         Equilibra la acidez en el cuerpo.

–         Activa las funciones del páncreas.

–         Mejora la digestión de las proteínas.

–         Facilita la absorción de minerales.

 

 

COMPOSICIÓN

La mayoría de los componentes de la Kombucha justifican la gran parte de los efectos saludables que esta tiene:

·         La gran cantidad de Vitaminas: B1, B2, B3, B6, B12, C, D, E, K

·         Ácidos orgánicos esenciales: ácido glucorónico, ácido láctico, ácido acético, ácido glucónico, ácido carbónico, ácido úsnico, ácido tartárico, ácido cítrico…

·         Minerales: Dependiendo del té o planta que consumamos.

En el Rooibos, por ejemplo, podemos encontrar, hierro, potasio, zinc, manganeso, cobre, calcio, magnesio, fluoruro…

¿Te atreves a probarla?
Te dejamos varios enlaces para poder conseguirla. Haz click en tu sabor preferido

LIMÓN     TÉ VERDE     ROOIBOS     JENGIBRE     FRUTAS DEL BOSQUE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
Hola , Soy Tragón@...¿qué necesitas?
¡Hola!
¿Has visitado nuestras cestas de regalo?
Clicka el botón verde y verás como te ayuda elegir.